Por qué paro el 8M, lo que me enseña el feminismo (todos los días)

Que me costó entender 
lo político de mi ser
lo difícil de la deconstrucción
lo superficial de lo común
la vulnerabilidad de la fortaleza
lo amoroso de un abrazo
lo empático de un "te creo"
lo simbólico de un beso lésbico
lo revolucionario del disfrute de mi gordura

Que me costó asimilar

que yo no soy ni quiero ser parte
de unos ojos calificativos
de una razón limitada y moralista
de una estructura dañina y enferma
de unas prácticas hipócritas
y una libertad conmensurada
disfrazada de progresismo,
un fluir varguardista falso
y unas ilusiones para el mañana
 

 foto de mi persona robada de un periódico careta, #8M2017

Que me costó entender 
que mi ombligo no es el fin
que la diversidad es una sola
y que soy una ínfima porción del mundo
que mi fe y mis tradiciones
no dictaminan realidades ajenas
y que sin embargo
con mi voz y mi cuerpo
puedo gritar

puedo llorar atropellos
reclamar justicia para las mujeres
exigir educación sexual para decidir
merecer anticonceptivos para no abortar
decidir sobre el aborto para no morir
puedo gritar la impunidad
visibilizar le universo trans
comprender que son mis compañeres
que el espacio y los derechos son de todes
y que les maten con odio
es todo lo que está mal en el mundo

Porque no sólo mi ser es político
sino el amor que viven mis amigues putos
el amor que viven mis amigas tortas
la valentía de vivir la "monstruosidad"
y lo hermoso del despertar y abrir los ojos
Abrir los ojos para llorar las muertes
abrir la boca para gritar violencias
abrir los brazos para abrazar las causas
desgastar mis piernas para caminar en marchas
y abrir mi corazón para tratar,
simplemente tratar
de hacer de este mundo un lugar mejor.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Aquello que pasa cuando nos agarramos de las manos.-

Lo violento del CALLADO NOMÁS y el miedo al chisme como herramienta de control machista