Perdiendo esperanzas.-

La vida es un eterno ciclo de transiciones. Desde muy pequeñxs pasamos procesos distintos que tendrían que construir un camino para lxs seres que somos hoy. De la pubertad a la adolescencia, de la adolescencia a la adultez joven, etcétera. Todxs nos preparan siempre sobre lo que se viene, pero nadie nunca explica lo emocionalmente agotador que puede ser el transitar esas esperas. 

Son tiempos complicados y desechables, y todo es tan ligero hoy día.. tan ligero que a nadie le importa que nos estemos yendo a la mierda y que el mundo se está muriendo. Que la naturaleza nos está escupiendo y que el dinero nos contamina hasta las familias, las amistades, las parejas y nos pesa el día a día. Como soy humana no puedo evitar caer en ese espiral de inseguridades y dudas sobre mi propósito en la vida.. pero últimamente me anda pasando que ya estoy aceptando la realidad. Y me perdí en ella. 



"tirar la toalla"

Creo que lo que intento decir es que cada día que pasa creo menos en mí misma y pienso en lo mucho que decepcioné a la adolescente que fui llena de ambiciones y ganas de vivir. No es todo culpa mía ni tampoco culpa del todo. ES y nada más. Y a mí, como un alma sensible de Flores, me duele TODO. 

Creo menos en todo. Cada día que pasa, creo menos y espero menos. Y no me gusta ser esta cosa conformista y sentirme fosforita apagándose.. pero creo menos. Creo menos en la esperanza, en encontrar un estado de paz estable, en que la realidad político-económica va a cambiar si yo hago algo, en que la realidad de las mujeres va a cambiar con marcha y cartel, en encontrar algo profesional que me llene y pueda mantenerme de eso, en la mejora colectiva y la estabilidad común, en encontrar alguien a quien amar y que me ame en la misma medida. 

Me estoy quedando sin creo en y definitivamente ya no creo que viva nada de eso y de algún modo, la vida se hizo batalla en vez de vida. La supervivencia no es vida. La realidad golpea como una sartén en forma de frustraciones que no dependen de una.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Aquello que pasa cuando nos agarramos de las manos.-

Por qué paro el 8M, lo que me enseña el feminismo (todos los días)

Lo violento del CALLADO NOMÁS y el miedo al chisme como herramienta de control machista