Declaraciones de una bipolar, comentarios de mierda y reconocerse a una misma.-

Muchxs saben que yo tengo Trastorno Bipolar Tipo II. Escribo sobre ésto porque a partir de unos posteos anteriores aquí y en mis otras redes (Instagram: @bebelencha) varias personas se acercaron compartiéndome sus realidades y batallas diarias con diferentes tipos de condiciones y me di cuenta de; primero, somos muchxs más de lo que creemos y, segundo, identifico similitudes alrededor de la gente que rodea a quienes me comentaron sus cuestiones.

Según lo que noté, existe un estigma de que quienes necesitamos una ayuda psiquiátrica o psicológica para estabilizarnos estamos locxs. Pero no locxs de rebeldes o atrevidxs, sino locxs de peligrosxs o violentxs o promiscuxs, por eso "luego" nos identificamos como LGBTIQ, incluso nuestros trastornos justifican acciones que por lógica se dan con naturaleza. Si, escuché de todo.

Hace unos años, mi psiquiatra (a quien adoro con mi vida y en quien confío plenamente) me comentaba que aproximadamente 7 de cada 10 personas denotan algún rasgo que les descalifican de entrar a la normalidad y de comportarse como la gente. Recuerdo que le dije que soñaba con ser NORMAL. Que odiaba mi vulnerabilidad y que me sentía una alienígena por estar bien un día y al día siguiente sentirme como el orto.

El Doctor me pidió por favor que analice mi concepto de "normalidad" a partir de la cifra que él me comentó. Luego me pidió que deje de poner en pedestales de estabilidad a lxs demás y que lxs analice con un ojo más crítico y simpatizante desde la condición que yo tengo. Analicé y entendí que todxs tienen algo y dejé de sentirme una alien.

Pero, lo que me recomendó después hasta ahora me cuesta: me pidió que comprenda a lxs demás y por qué están en negación de la existencia de las enfermedades mentales. En un país en el que luchamos para sobrevivir de cualquier modo, laboral, financiero, relacional, etc., perder la cabeza en algún momento dado es casi un lujo. Contradictoriamente, el ritmo de vida de las personas que batallan no les permite ver más allá y comprender que puede ser el mismo sistema en el que vivimos el que está enfermo y contaminado y que justamente podría ser una causa más de nuestros "irnos todito". Una sociedad enferma escupe engendros irresponsables, dice un libro que me gusta mucho.

Yo sé y admito que me costó mil años reconocerme débil y pedir ayuda. Sé que a mi familia y amigxs les cuesta un mundo admitir que tengo este trastorno porque generalmente me ven bien, y sé lo que se siente sentirse ultra extraña y de otro planeta por los sube y baja emocionales.

Ahora bien, les digo ésto porque la pregunta más frecuente que recibí fue la de cómo haces para sobrevivir los episodios y superarlos. Yo simplemente decidí aceptar mi condición y conocerla. Decidí hacer las paces con la idea de nuestra convivencia eterna, y decidí salir del closet mental para reconocer que para estar bien yo necesito de un empujoncito.

Por eso y por la causa en sí, les pido que si están del lado opuesto a lxs que vivimos con estas condiciones, sean empáticxs y traten de comprender que algunas cuestiones afectan más a otras personas. La ansiedad, los ataques de pánico, el miedo a exponerse y similares, a algunas personas nos cuesta superar porque hay una causa mayor y mas profunda detrás de nuestras reacciones. Empatía, discriminación cero y paciencia, no es "Me quiero morir" y "Ay, ponete bien que la vida es corta" la solución. Si alguien emite esas palabras busca respuestas de apoyo e incentivo para continuar. "Hablaste con alguien? Consideraste pedir ayuda?" o cosas así son mucho más gentiles que "dejá de ser emo".

Si están del lado en el que identifican que algo no está bien, por favor infórmense sobre sus sentimientos y traten de aceptar que necesitan ayuda. La depresión es silenciosa, lo borderline es sorpresivo, la bipolaridad es difícil de reconocer. Pero, por favor, si sienten que algo no está bien, pidan ayuda. Muchas personas van a hacer oídos sordos y muchas puertas se van a cerrar.. pero el mundo de posibilidades de cómo lidiar con eso se abre ampliamente y les puedo asegurar que conocerse mejor a unx mismx mejora las condiciones de vida. Conocer el ritmo de nuestras emociones ayuda a magnificar las complejas y maravillosas sinfonías que son nuestras existencias.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Aquello que pasa cuando nos agarramos de las manos.-

Por qué paro el 8M, lo que me enseña el feminismo (todos los días)

Lo violento del CALLADO NOMÁS y el miedo al chisme como herramienta de control machista