gordACTIVA: Parte Segunda

Entrevistas, Parte 1

Si están siguiendo este interesante proyecto (modestia aparte, ehem) ya sabrán sobre gordACTIVA, el cual sigue en desarrollo y en el que busco identificar las principales causas de discriminación hacia las personas gordas y cómo aquellxs que no desencajan (en el aspecto físico) mantienen, conservan, forjan o transforman sus relaciones de cualquier tipo con nosotrxs, lxs gordxs. Esta es la segunda parte que estoy presentando del mismo, y la idea es lograr identificar cuáles son las causas principales de la discriminación hacia las personas gordas (o diferentes) y partir de ahí para poder discutir que lo personal es político siempre y que la discriminación es una construcción socio-cultural que puede ser combatida en todo lugar y todo momento.

En la presentación de la primera parte del proyecto, pude mostrarles unas cifras como datos interesantes acerca de la discriminación que vivimos lxs gordxs, cifras ínfimas para considerar la totalidad de la población en Paraguay pero que considero explayan el pensamiento corriente de las personas y algunas prácticas que perpetúan los tratos diferenciados por características físicas.

Esta segunda parte fue un poco más fuerte y mucho más costosa de digerir y trabajarla. A lo largo de todo este tiempo, de marzo a octubre, entrevisté a un número considerable de aquellxs que no desencajan (90 personas) y que alguna vez tuvieron algún tipo de relación erótica-afectiva, casual o duradera, con personas gordas. No me dieron ni el cuero ni el tiempo para entrevistar a más gente, pero quería saber/escuchar/procesar cómo se sienten las parejas de lxs gordxs en el cuarto y en ciertas situaciones específicas. Ni un ser fácil de escuchar algunas cosas, y ni un ser fácil admitir otras, ya sea yo como entrevistadora o entrevistadx. Preguntas difíciles de siquiera formularlas; imagínense estar del lado delx que responda.



Para la entrevista utilicé 30 preguntas de diferentes raíces indagatorias, para no hacer tan tedioso el seguimiento, primeramente les comparto las 4 que creo fueron muy impactantes para todxs lxs involucradxs y de las que rescato pueden significar una real diferencia o por lo menos un punto de quiebre de barreras mentales al considerar mantener algún tipo de relación con unx gordx:

1. Cuando escuchás o emitís la palabra “Gorda”, ¿Cuál es la primera palabra o idea que te viene a la mente? ¿Te pasa lo mismo con la palabra “Gordo”?

Oh sorpresa, la palabra gorda y la palabra gordo varían en impacto ante mis entrevistadxs. Con las chicas gordas las top 3 fueron: pena-situación lastimera, fea o no atractiva, y "mujer vinculada a mi de manera asexual" (hermana, amiga, mejor amiga, prima, mamá, tía, etc). Lastimosamente no me sorprenden los resultados que para una sociedad patriarcal capitalista y moralista calzan perfectamente. Las dos palabras restantes del top 5 fueron bondad y dulzura; una bofetada dada con una condescendencia conmiserativa que más que nada pica en el orgullo. El famoso tiene que ser buena porque es gorda o no le queda otra que ser simpática.

Sin embargo, la connotación dada al adjetivo gordo fue en su mayoría positiva. Lxs entrevistadxs relacionaban dicho término con: amigo, persona íntima (familiar o pareja), o simpatía. Recién las dos últimas del ránking lo relacionaban con pereza y sinvergüenza. Descubramos juntxs por favor qué está primero, el lenguaje o la cultura. 

2. Considerando un encuentro sexual de tu selección, ¿cuáles fueron las diferencias más notorias entre gordxs y aquellxs que no desencajan de la estructura? Físicas, emocionales, patrones sociales, etc.

Analizar las respuestas de esta pregunta fue un reto tan duro, pero que mi toda yo necesitaba hacerlo para traerles aquí lo que están leyendo. Las diferencias físicas fueron las más obvias y notorias.. hubo veces en las que ciertas cuestiones como posiciones o rendimiento fueron más complicadxs por la diferencia en tamaños de las personas con sus parejas. No pude tener relaciones con las 90 personas para constatar la veracidad de sus respuestas, pero confío en que más de unx no se haya sincerado por completo por x motivo.

Contrariamente, la mayoría admitió que el proceso emocional se dió con más facilidad. Las parejas estables afirmaron que asegurar la relación fue más fácil debido al "asegurar el pedazo" conformándose con una persona considerada de estética inferior pero simpatía compensante; y lxs que tuvieron relaciones casuales afirmaron que su temor siempre era que "gordx se enganche conmigo". (Furia al transcribir estas líneas.)

Los patrones sociales que menciono arriba son los del proceso pre-relación, relación sexual casual; y, casi todos respondieron que se sintieron intimidados ante la idea de cumplir con los "pasos" para establecer dicho evento. "Callado nomás" siempre fue la primera opción. La visibilidad implicaba una sobre-consideración  acerca de la reputación y los diversos titulajes sociales. La frase "mi reputación" saltó más veces de las que me hubiera gustado escuchar. You do the math.

3. ¿Cuáles considerarías cuestiones incómodas en el encontronazo sexual que tuviste con unx gordx?

A pesar de haber pedido específicamente incomodidades corpóreas, no me cerré al dinamismo de la pregunta y las respuestas fueron en su mayoría sobre otro tema: la culpa. Ya sea de haber dicho algo hiriente, de no haber logrado el clímax, de no sentir la misma atracción, de problemas de desempeño, de no concluir con un resultado positivo la experiencia, la culpa estuvo presente en lxs 90 y en esta respuesta. La mayoría de las personas respondieron que sintieron desubicación de su parte por haber dicho algo que no debían, lo cual me generó muchísimo ruido en cuanto a cuándo se genera la culpa en sí y creo que la respuesta se presenta cuando unx introduce el poder sobre el otro a la mente, por más de que sea subconscientemente.

No todxs lxs gordxs estamos empoderadxs, y cuando se trata de vínculos eróticos-afectivos o casualidades pueden emerger muchas dudas sobre nuestra propia estima. El poder generalmente lo tiene el privilegiado, y en el caso de las personas gordas, histórica y coyunturalmente somos las personas débiles. Débil es quien no tiene poder o está empoderadx, y en una sociedad en la que constantemente sufrimos bullying, nos meten mensajes contradictorios y nos diferencian hasta en los círculos más íntimos, es de esperarse que nos sintamos distintos e/o inferiores.

4. ¿Alguna vez tu compañerx sintió algún tipo de malestar emocional luego de haber tenido una relación sexual? (en referencia a su cuerpo) ¿Por qué crees que pudo haber sido?

Sin rodeos, casi todxs dijeron que sí. Que sus compañerxs afectivos o sexuales de diferencias en tamaño alguna vez se sintieron mal en el cuarto. Asimismo, la mayoría se atribuyó haber hecho comentarios desagradables para mejorar la próxima experiencia o por pura palabrería. Ya experimenté ambos escenarios y dejenme decirles que no fueron nada agradables.

Pausa para la segunda parte de las entrevistas. Lo que me queda por decir es que este proceso de introducir el debate es incuestionablemente necesario. La información sobre la presión estética, la gordofobia y su relación directa con el autoestima individual y colectiva debe ser compartida, generada, creada y esparcida. A cuánta gente cada unx habrá herido consciente o no por los preconceptos de belleza introducidos por nuestra mente/boca/ano a lo largo de la historia y la conquista patriarcal capitalista? Si cada persona analizara cada situación, cada vínculo y cada compañía, y si admitiera por lo menos que alguna vez discriminó de alguna manera, ya sería un pequeño y gordo triunfo. No se dice en vano que el amor propio es el más revolucionario, pero el amor propio empieza con la auto-valoración, que a su vez se inicia como proceso dinámico de la naturaleza combinada con el ambiente. Si no me quieren no me quiero y si no me quiero nadie me querrá. Hay que sanar colectivamente, hay que dejar de diferenciar/discriminar y hay que replantearse toda la estructura detrás del ataque a lo humano, a lo diverso.

 La persona más luchona y justa es la más libre.. ¿Vos, sos libre de verdad?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Aquello que pasa cuando nos agarramos de las manos.-

Por qué paro el 8M, lo que me enseña el feminismo (todos los días)

Lo violento del CALLADO NOMÁS y el miedo al chisme como herramienta de control machista