Secundaria

Con la piel derritiéndose
Y las manos agrietadas
Con la sangre espesa
Y el alma fatigada
Con las canciones de lluvia
Y las flores amarillas
Con todo
Y también con nada
¿Cuándo dejaré este lápiz
para ser la historia contada?
Cuando me convierta en recuerdos
O esté ya no más,
Cuando cruce los puentes
Y me encuentre con ellas
Cuando ardan las ciudades
De amores frugales y perdón
Cuando los espacios siderales
fueran llenos de emoción

Tal vez en otra vida
experimente tal ocasión
Tal vez muera por siempre
llena de suspiros no exhalados
Tal vez nunca sea la historia
Tal vez nunca sea recuerdo
Tal vez soy una minúscula hormiga
en este transitar de dolores perpetuos

Los refutadores de leyendas tenían razón,
las que escribimos los cuentos somos olvidadas
Las ilusiones se llenan de
personajes ilustres o únicos
Y la tinta mancha el alma
El alma mancha la historia
La historia mancha la ilusión
Y las poetisas somos olvidadas
Mientras que el escenario de la vida
está iluminando a otra persona
las almas sensibles
Somos olvidadas
Y así, olvidadas, somos muertas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Aquello que pasa cuando nos agarramos de las manos.-

Por qué paro el 8M, lo que me enseña el feminismo (todos los días)

Lo violento del CALLADO NOMÁS y el miedo al chisme como herramienta de control machista