Ella, la bisexualidad y la duda.-

En estos días de descubrimientos míos y un estado relativo de paz mental, en una nueva ciudad y por ende nuevo ambiente socio-cultural, económico y hasta ambiental, rodeada de mucho "nuevo todo" estuve pensando en que tal vez la bisexualidad en mi vida realmente fue una fase. Incluso les comenté a mis amigas que creía que esa etapa estaba terminada y que me imaginaba el futuro al lado de un hombre, más que al de una mujer.

En realidad fue mi corazón roto el que estaba dictaminando nuevas identidades que al final, son falsas. Mi última cicatriz emocional fue causada por una mujer. Belleza de persona y corazón de cuerdas. Les voy a contar un pedazo de la historia y mientras tanto trataré de convencerme de que fui una boluda al negar mi naturaleza, obviamente la bisexualidad no se cura ni se supera, y hasta hoy día me suda la espalda cuando pienso en.. ella, por ejemplo.

La conocí en un ambiente en el que me la cruzaría todos los días, no me caía bien al principio y terminamos siendo re culo y calzón, inseparables amigas. Persona hermosa, inteligente, emocionalmente sensible y re kinky, lo cual.. pegaba.

Creo que el dolor de nuestra ruptura relacional se debió al no cuidado del vínculo al entablar aventuras más sensuales y tener relaciones sin saber separar las cosas. Dolió que ella sepa todo mi historial amoroso y que igual haya tenido ciertas actitudes no preventivas ante nuestro amorío y que al final me hicieron sentir, nuevamente, un experimento. Pero no fue solamente ella la que se equivocó, también fui yo, creyendo en el eterno cuento de que tal vez "ésta es la mía" y hacerme una película en la cabeza de cómo hacer una vida a su lado siendo que ella mandaba señales de que la estábamos pasando bien nomas..

Igual, el error que me cuesta procesar y perdonar es el de la no comunicación. Tanto hubieran cambiado las cosas si era sincera de entrada y el encare iba a ser más fácil. Pero cómo le decís a tu amigx que no sentís lo mismo? No sé. Buscando el valor y haciéndolo.. Tampoco creo que me hubiera quedado a su lado si éramos amigas nomas, estaba re enamorada de ella y no podía con su ser a mi lado.. menos después de nuestras experiencias íntimas y su hermosura. Le quería besar todo mal todo el tiempo nomas yo. (Hasta ahora recuerdo eso y me da piel de gallina.)

Lo que sí supe es que mi supuesta "etapa" no es ninguna etapa. Tenemos válido cuestionarnos absolutamente todo y aceptar algunas cosas y solucionar otras, y sinceramente a esta altura seguía en dudas sobre mi bisexual ser. Dentro de los procesos de quiebres que estamos buscando, en tanto movimiento y con tanto experimentar/probar/lo que sea, se nos arma un javorai jefe de quiénes somos y qué queremos, y lastimosamente nadie sale no heridx en el proceso. Pero como todo, hasta cierto punto nomas hay que bancar..

El punto de compartirles mi historia y mayores conflictos, es que amé hombres y amé mujeres, y me reencontré conmigo, amándome a mí, aceptándome de nuevo y reconociendo que los momentos de confusión son procesos necesarios para definirnos o equilibrarnos y  ser felices. Si, soy bisexual. Si, podría construir algo tanto con una mujer como con un hombre. Si, soy feliz al reconocerlo. Y si, fue solamente mi corazón herido el que negó mi identidad sexual.

Te extraño, pero necesito más tiempo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Aquello que pasa cuando nos agarramos de las manos.-

Por qué paro el 8M, lo que me enseña el feminismo (todos los días)

Lo violento del CALLADO NOMÁS y el miedo al chisme como herramienta de control machista