Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2017

No son cosas de chicos

Imagen
Hace unos días, estuvimos compartiendo unos vinos y empanaditas con amigxs, y mi hermano reaccionó absorto ante un relato sobre bullying que viví del 2do al 4to grado. Le comenté que unxs compañerxs de ese entonces no me caen muy bien hoy día porque nunca superé del todo lo que me hacían: los niños y las niñas armaban un circo romano y yo era la gladiadora que moría. El juego consistía en decirme que Fulano quería hablarme -eufemismo para te quiere- en frente al baño de niñas e irme yo a esperarlo porque él tenía vergüenza de llegar y que le vean las profes o whatever. Yo, entraba al baño para mirarme y arreglar mi pelo mientras le esperaba, y mis compañeritxs aprovechaban que yo esté adentro para cerrar la puerta, poner una silla o cuerda por el picaportes y encerrarme ahí hasta que sea liberada o rescatada por alguna profe o quien sea. Dos años, 5 fulanos, 5 escenarios, 5 contextos distintos, 5 encierros, muchas lágrimas y la misma frase justificadora: son cosas de chicos. 9 años …

Los nunca y los siempre de las gordas

Nunca llevé a mis parejas a casa por miedo a que sean juzgadxs y de paso sea yo la "conversada"
Nunca mis parejas se sintieron mis parejas para hacerle frente a la horda familiar
Nunca las personas que me "amaron" como pareja lo admitieron en público o me demostraron afecto
Nunca fue la estructura el problema, sino mi tamaño, como los baños pequeños o los asientos de buses incómodos.. era yo la culpable
Nunca sentí y ni hasta hoy sé definir lo que es "normal"
Nunca me sentí amada en plenitud, ni siquiera por mi madre y menos por lxs demás
Nunca disfruté 100% de una cena con amigxs sin sentir ojos en la espalda
Nunca me subí a un auto ajeno sin sentir en que debían hacer "contrapeso"
Nunca dejaron de decir que soy linda para ser gorda
Nunca dejé de usar la frase "como para mi" casi como una especificación de lo monstruoso
Siempre sentí vergüenza de mis constantes fracasos relacionales
Siempre sentí burlas de extraños al bailar con mis amigas
Siempr…

No perdamos la humanidad.-

Imagen
Siendo totalmente sincera con ustedes, este año me quise ir a otro plano existencial cuatro veces, no lo hice porque tengo dos espíritus flotando alrededor mío, protegiéndome y metiendo razón a mi quebrada mente. La verdad es que me sentía muy sola. Viviendo en la casa de siempre con importantes ausencias, con mi pobre hermana tratando de recoger pedazos de todos que no le tocaban, yo sintiendo cada evento en el fondo de mi piel, sea mínimo o gigante. Mucho por procesar. Pero, abajo entenderán mis ganas de esfumarme de este planeta. 
Siempre pienso: qué dichoso ha de ser vivir entumecida en este mundo. Pero no, mi corazón no aguanta.. y mi realidad es que la capital se volvió un lugar hostil de desdichadas almas estancadas en el tráfico de tanto desvíos que maquillan nuestra miseria utilizando coloretes naranjas para sonreir mientras nos chupan la vida como esos chupacabras y nosotrxs nos puteamxs para hacer catarsis pero terminamos conformes, siempre. Atontados por el gol de Mengano o…