Hoy temo que la tristeza me succione la vida.


Distímica y presa,
agotada
Frágil silencio,
cansada

Depresión
endógena y crónica
subsindromática

Soledad asesina,
muerte anhelada
Risas y burlas
la nada esfumada

Hay días en los que los árboles callan
pero su silencio ensordece
Hay días en los que ellxs están conmigo
pero sus cuerpos, ausentes

Comentarios

Entradas populares de este blog

Aquello que pasa cuando nos agarramos de las manos.-

Por qué paro el 8M, lo que me enseña el feminismo (todos los días)

Lo violento del CALLADO NOMÁS y el miedo al chisme como herramienta de control machista