De los errores propios.-

Y busco. Sigo buscando. Ese momento determinante en el que negar la condición de uno, o realidad, o pensamiento, o posición, sea necesario para que se dé la armonía. Si, hablo de algo tan sencillo como la tolerancia a los demás, o la aceptación simple del otro.. A eso nomás me refiero. A ser, dejar ser.

"Vos te encontrás en una posición diferente y casi superior, desde el momento en que tenés la capacidad de razonar por TU ser/acto y por la reacción del otro."

Debería empezar a aplicar estas cuestiones.-

Comentarios

Entradas populares de este blog

Aquello que pasa cuando nos agarramos de las manos.-

Por qué paro el 8M, lo que me enseña el feminismo (todos los días)

Lo violento del CALLADO NOMÁS y el miedo al chisme como herramienta de control machista